El alcohol


El alcohol es un veneno a medida que es absorvido por el sistema circulatorio va afectando tanto a nuestros órganos como a nuestro estado mental, unas cuantas copas elevan la frecuencia cardiaca y la presión sanguínea nos hace sentir relajados perdemos la indivision y la coordinación motora, estas sensaciones son el resultado de reacciones químicas dentro del cerebro especialmente el cerebelo la región cerebral responsable de la coordinación y el equilibrio. El alcohol causa una alteración química en las neuronas mientras en algunas sinapsis la señales discurren con fluidez en otras quedan bloqueadas.
Y cuanto mas bebemos mas afecta a la sinapsis. El alcohol también engaña al cerebro haciendole creer que que hemos ingerido mucha agua, manda a trabajar a los riñones a toda marcha desechando liquido valioso en la vejiga pueda que en ese momento no nos sintamos deshidratado pero a la mañana siguiente la historia es diferente. Tras la parranda, es el hígado el que tiene que poner orden en este desastre, el órgano hepático es el centro de control bioquímico del organismo cumple 500 tareas diferentes, uno de ellos es transformar las toxinas en elementos químicos inocuos, el alcohol es una sustancia tóxica, el proceso exige agua pero al hígado no le importa la procedencia de la misma. El cerebro contiene tres cuartas partes de agua, cuando el hígado necesita agua es el cerebro el que lo sufre, el cerebro pierde agua y minerales esenciales por lo que se encoge dentro de la cavidad craneal, sentimos un dolor de cabeza muy particular la resaca. Ni sabes lo que haces pasar a tu cuerpo. Antes de tomar piensa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada